679 499 913 | Pozo amargo 2, 45002, Toledo info@cocinartetoledo.es
679 499 913  | Pozo amargo 2, 45002, Toledo  | info@cocinartetoledo.es

¿Cómo tener una «alimentación saludable» y no arrepentirnos de los excesos? Esto es algo que podéis lograr con cierta preparación y convicción. De hecho, puede ser tan fácil como regalarte un curso de cocina en Toledo y así aprender recetas ligeras y deliciosas que no te harán ganar kilos extra por ejemplo en temporadas festivas, además de reducir de tu dieta procesados y otros productos perjudiciales.

Existen maneras de mantenernos fieles a la báscula y no caer en la tentación de las comidas copiosas y elevadamente calóricas que abundan en nuestros días.

Para que los dulces, pasteles, bebidas alcohólicas, frituras y asados con sus salsas llenas de grasa no te obliguen a agregar un agujero más al cinturón, o acabes dañando en exceso tu salud, os contamos algunas claves que debéis conocer.

La idea es que sobrevivas al menú semanal sin arrepentimientos, sin amargura y sin terminar sintiéndote como un globo a punto de estallar.

 

Primero la verdad: no os engañéis

Puede que llegues a creer que una comida tradicional no tiene tantas calorías y que la gente de la onda “fit” exagera. Lo cierto, es que hay estadísticas y estas no mienten.

La Fundación Británica de Nutricionistas advierte que, en un solo día, ya sea cenando o almorzando por ejemplo el típico menú navideño, los europeos pueden terminar consumiendo unas 6.000 calorías.

Dadas nuestras costumbres alimentarias, entre tanto azúcar, sal y grasas saturadas, más las grandes porciones, el constante picoteo y las bebidas con alcohol es posible alcanzar o, al menos, acercarse entre bocado y bocado a esta cifra megacalórica

 

Aprender cocina saludable en Toledo

 

Por qué regalar curso de cocina en Toledo

Si a esta altura del post ya te convenciste de que debes hacer algo para no salirte de un régimen saludable sin dejar de comer con sabor, ¿qué tal te suena aprender con los mejores a poner en práctica pequeños cambios en el menú cotidiano?

Esto es lo que puedes lograr al regalar el curso de cocina en Toledo. Estamos hablando de deliciosas comidas, libres de culpas, que te brindarán opciones nutritivas para no romper el balance entre salud y disfrute con la comida.

Ya sabéis lo fácil que es consumir muchas calorías provenientes de las grasas, harinas, carnes, jamones, salchichas, postres, alcohol y mucho más que de forma habitual hacemos casi sin darnos cuenta.

Por ejemplo, solo unas típicas patatas fritas con huevo y un par de copas de vino pueden sumarnos más de 500 calorías en una ración. Comidas de este tipo pueden llevarnos a subir 2.5 kilos de peso en apenas 30 días por una lado y a perjudicar seriamente nuestra salud, si no vigilamos nuestra dieta cotidiana.

 

Bono regalo curso de cocina

 

Consejos para no disparar la báscula

Ya te comentamos que una buena opción es participar o regalar el curso de cocina en Toledo para aprender a realizar ricos platos con carnes, legumbres, pescados, verdura o incluso platos veganos, además de postres bajos en calorías y azúcares.

Lo siguiente es tomar en cuenta estas recomendaciones:

  • Sírvete los vegetales o ensalada primero en el plato y deja menos espacio para las comidas más calóricas.
  • Sustituye las masas tradicionales con mantequilla por la pasta filo o masa de hojaldre, que viene en láminas finas y aportan menos calorías.
  • Reduce la sal y no consumas quesos ni bocadillos excesivamente salados. Sustitúyelos por otras alternativas más saludables como castañas asadas o nueces y otros frutos secos.
  • Prepara las carnes en su jugo, sin mantequilla ni aceite.
  • Perfora el pavo o las carnes con un tenedor para que suelte la grasa al hornearlo.
  • Deja enfriar las salsas con abundante grasa y retira la capa aceitosa antes de servir.
  • Toma vino y bebidas alcohólicas de forma moderada.

Otros consejos son tomar más agua y comer fruta, un snack saludable (como salmón con pepinos, tostadas con vegetales) o un smoothie depurativo y bajo en calorías a media mañana o en la merienda. Así llegarás con menos hambre a la comida principal.

Y de postre, si eres muy goloso y por ejemplo te cuesta renunciar al chocolate, prueba preparar fruta cortada por ejemplo a cuadritos y agregarles algo de chocolate alto en cacao y bajo en azúcar o prepara un sorbetes naturales por ejemplo de piña, mango o limón.

Como ves, la clave es la moderación. Aunque si quieres darte un gusto con ciertas comidas de vez en cuando puedes hacerlo una vez que hayas conseguido dominar ciertas rutinas saludables en tu alimentación.

 

 

Mira este listado de cursos de cocina que en Cocinarte Toledo hemos preparado para ayudarte a llevar esa alimentación saludable de la que te estamos hablando

 

Pin It on Pinterest