679 499 913  | Calle Viura 2, 45004, Toledo  | info@cocinartetoledo.es

Cuando el médico nos receta dieta blanda por un problema intestinal lo primero que pensamos es en arroz blanco y jamón york. Ya con eso se nos cambia la cara, pero hay muchos otros alimentos que pueden ayudarnos a que la hora de la comida no sea tan aburrida y carente de sabor. Nuestro especialista en nutrición nos da habla a continuación sobre alimentos y opciones para ayudarnos en nuestra dieta blanda.

Estas ideas os pueden alegrar cuando necesitéis estas modificaciones en vuestra dieta:

 

Cereales y tubérculos

Patatas, boniatos y zanahorias al horno, arroz con verduras cocidas, un rico plato de cous cous con calabaza, cebolla, pollo, pavo… Importante es que todas las verduras estén bien cocinadas.

 

Carnes y pescados

Pollo y pavo, y pescados blancos son una buenísima opción siempre que estén cocinados al horno, vapor o cocidos. El pollo o pavo asados con patatas son una exquisita idea, un bacalao en guiso de verduras o la mejor lubina al horno son platos que el cuerpo agradece siempre.

 

dieta saludable

 

Frutas

Si no te apetece ponerte a cocinar o lo tuyo es lo dulce, las frutas cocidas, siempre que no sean un ácido, son una opción muy sabrosa y sana para regular tu intestino. Una manzana asada con canela o una pera al horno con vainilla son riquísimas ideas. También el plátano maduro es otra opción a elegir.

 

Lácteos

Un yogur natural es una excelente opción para regular la flora intestinal. Aprende a combinarlo con fruta cocida. Agrega a tu yogur plátano maduro y canela o una compota de pera sin azúcar.

 

Verduras

Las verduras cocidas o al vapor seguro que tu cuerpo agradece unas buenas verduras. Un guiso solo de verduras, verduras al horno, una buena purrusalda, una crema de calabaza o calabacín, un estupendo puré de patatas con cebolla, una menestra cocida o una sopa. Cualquier idea que se os venga a la cabeza es una buena opción siempre que estén cocinadas adecuadamente. Intentar evitar las verduras crudas o crudíferas como puede ser brócoli, ensaladas, puerro, coles o tomates.

 

Huevos

Quien te diga que no puedes tomar huevo se equivoca. Pero con precaución. Es posible que si tu flora intestinal está muy deteriorada te siente mal la yema. Prueba una pequeña cantidad para ver como tu cuerpo reacciona. Puedes tomarlo en revuelto o en una buena tortilla. Algunos ejemplos son: tortillas de patatas hechas al horno, tortilla de calabacín con cebolla o una increíble tortilla de berenjena.

 

Legumbres

Intenta tomarlas en pequeñas cantidad y que no esté el grano entero o con la piel. Algunas riquísimas ideas son: Pure de lentejas, humus con calabaza, o guiso de lenteja roja ¿sabías que la lenteja roja tarda menos porque no tiene la piel? Por eso tu cuerpo la tolera a la perfección cuando necesitas este tipo de dieta.

 

 ¿Qué beber?

Y otra pregunta de moda cuándo estamos con gastroenteritis. ¿Qué bebemos? Pues Agua. Olvídate de tomar bebidas azucaradas como el aquarius que solo aportan a tu cuerpo azúcares que no necesita. El aquarius se pensó para personas con gran actividad deportiva durante la cual necesitan un aporte rápido y liquido de azúcares y minerales.

Si tu cuerpo no está tolerando bien el agua prueba con caldos de pollo y verduras y con infusiones.

 

Desde Cocinarte queremos ayudarte a llevar una alimentación saludable, mira que talleres hemos preparado enfocados en la cocina saludable

 

Pin It on Pinterest