679 499 913 | Pozo amargo 2, 45002, Toledo info@cocinartetoledo.es
679 499 913  | Pozo amargo 2, 45002, Toledo  | info@cocinartetoledo.es

¿Sin tiempo ni ganas para cocinar durante la semana? ¿Se te acaban estropeando los alimentos en el frigorífico? Preparar menús semanales es una excelente alternativa para organizar tus comidas de lunes a viernes y es una manera de ahorrar no solo tiempo, sino dinero.

La idea de los menús semanales es que podáis contar con alimentos preparados previamente, precocidos o ya listos, solo para calentar y mezclar con otros.

Esto te permite montar platos variados, balanceados y sabrosos para los días en que estéis más ocupados

¿Cómo preparar los menús semanales?

Hay varios trucos para que la preparación de los platos semanales sea un éxito. Uno de ellos es organizar nuestras compras del super o mercado como es debido.

Si no queréis terminar con la comida dañada, el primer punto es no comprar ingredientes de más. Ten en cuenta los siguientes consejos:

Prepara tu semana

Lo primero es dedicar un tiempo antes de hacer las compras para pensar qué prepararemos el resto de la semana y qué podemos dejar adelantado sin que se nos dañe.

A muchas familias les resulta mejor organizar su semana por categorías. Por ejemplo, el lunes toca pasta (integral, negra, con vegetales, etc), el martes pescado, el miércoles pollo y así sucesivamente.

Entonces, una de las ventajas de los menús semanales es que podemos crear platos de forma organizada, para ahorrarnos tiempo y dinero, y complacer los distintos paladares. Esto sin duda es una de las maneras para comenzar con buen pie.

Haz una lista de lo que necesitáis

El siguiente paso es buscar ideas de las recetas que nos gustan y nos resulten saludables para estructurar nuestra semana.

Básicamente, las comidas diarias deben contener en cada plato de almuerzo o cena un 50% de vegetales, 25% de proteínas y 25% de hidratos de carbono (pasta, arroz, legumbres, patatas, trigo…). Entonces, ¿qué debéis hacer?

Con esto en mente, antes de ir de compras haz una lista para que no termines comprando productos al azar y en cantidades mayores a las necesarias. Aprovecha, eso sí, los productos de temporada y en oferta para que ahorres y consigas los mejores nutrientes y sabores de las verduras y proteínas vegetales y animales cuando están en su mejor momento.

organiza tu menú semanal

Dedica un día a cocinar y adelantar

No tiene que ser un día completo en la cocina. Con medio día o menos puedes planificar y dejar adelantadas las comidas para los días de la semana que quieras. El tiempo de dedicación depende de los gustos culinarios de la familia.

De hecho, en Cocinarte tenemos un taller en el que te enseñamos a preparar un menú semanal de forma rápida cuando no tenemos tiempo. Echa un vistazo aquí.

Por ejemplo, usa un tiempo para cortar los ingredientes que usarás para los guisos de varios días y hasta el mes completo. Corta cebollas, pimientos de todo tipo, perejil, etc y guárdalos en recipientes para congelar.

Así cada vez que los necesitéis, solo tendrás que acudir a la nevera y sacar lo que usarás. También esto te facilitará las bases para hacer salsas, sopas y acompañamientos del resto de tus platos como ya te explicaremos.

Organiza tus menús semanales

Con organización podrás adelantar comidas para el resto de la semana. Estas son algunas ideas.

  • Aprovecha para cocinar el doble de raciones de alguna comida y congélala. Puedes hacer esto con el pollo o carne guisada o con las lentejas u otras legumbres.
  • El arroz integral se conserva muy bien durante varios días en la nevera. Cocínalo solo con sal y ajo y guarda en un recipiente para mezclar con pollo, carnes o vegetales.
  • Pon a dorar dos pechugas de pollo en una plancha con algo de aceite, sal, mostaza. Tapa para que se cocinen bien. Corta en tiras delgadas y almacénala en la nevera para acompañar durante la semana con ensaladas, arroz, pasta, vegetales, rellenar burritos o un sándwich, en fin, con lo que se te ocurra.
  • Hay verduras que puedes dejar previamente cocidas para usar en distintos platos para el resto de la semana. Las mejores son los brócolis, calabacines, calabazas y berenjenas.

 

Ideas de acompañamientos semanales ya listos

Una forma fácil de cocinar verduras por adelantado para guardar en el frigorífico (sin congelar) es haciéndolas a la plancha. Toma berenjenas en rodajas, calabacines y berenjenas y ponlas por separado en una plancha o satén caliente, sin aceite ni sal.

Cuando estén cocidas (aproximadamente 5 minutos de cada lado) guárdalas en recipientes separados para usar durante la semana en diferentes platos.

Puedes usarlas, así como acompañamientos de tus comidas semanales, comerlas con tortillas o panes. También, juntarlas con los ingredientes para guisos (pimientos, cebollas, etc), que tienes en la nevera y cocinar una rápida guarnición de vegetales.

Como ves, los menús semanales te ahorran tiempo y dinero. ¿Listo para prepararlos?

 

Fíjate en estos talleres, seguro que encuentras uno para ti

 

Pin It on Pinterest